Otorrinopediatría

Sinusitis

Se trata de la inflamación de los senos paranasales que se ubican en la frente a ambos lados de la nariz. Puede ser producida por una infección de las fosas nasales o de los alvéolos dentarios.

La sinusitis puede ser aguda o crónica, y esto se determina por el tiempo en que la infección está presente y la causa de que la origina.

La sinusitis aguda hace que los espacios dentro de la nariz (senos paranasales) se inflamen y se hinchen. Esto interfiere con la secreción y provoca la acumulación de moco.

Síntomas

  • Mucosidad espesa, amarilla o verdosa en la nariz (goteo de la nariz) o la parte posterior de la garganta (secreción posnasal).
  • Nariz tapada u obstruida que dificulta la respiración por la nariz.
  • Dolor, sensibilidad, hinchazón y presión alrededor de los ojos, mejillas, nariz o frente que empeora al agacharse.

 

Causas

Por lo general, es causada por un resfriado común, una infección por un virus. En algunas ocasiones, puede desarrollarse una infección bacteriana.

Complicaciones

Esta infección causa inflamación de las membranas y del líquido que rodean el cerebro y la médula espinal.

 

  • Otras infecciones: Con poca frecuencia, una infección puede propagarse a los huesos (osteomielitis) o a la piel (celulitis).
  • Problemas de visión: Si la infección se propaga a la cuenca del ojo, puede causar disminución de la visión o incluso ceguera, que puede ser permanente.

¿Cuándo acudir con el especialista?

Si presenta algún síntoma de los ya mencionados, acuda a una cita con el especialista para una revisión oportuna.